La industria ilicitana del cuero y el calzado acapara el 66% de la mano de obra industrial

Hablar de Elche es hablar de calzado. Diseño, calidad y creatividad son características que definen e identifican a una industria que fue el motor del desarrollo socioeconómico de la ciudad a mediados del siglo XX, convirtiéndola en un referente europeo en la producción y comercialización de zapatos.

Líder en España y de un clúster que engloba varios municipios de la provincia de Alicante (representan aproximadamente el 60% de la producción nacional) el sector del calzado ilicitano vive un momento dulce, con cifras alcistas y noticias positivas, como la intención de que Tempe amplíe sus infraestructuras en la ciudad, algo que hace confiar en que el calzado de Elche sea el calzado del siglo XXI en todo el mundo.

Según los últimos datos recogidos en el informe sobre el Mercado de Trabajo de Elche, la industria manufacturera creció el año pasado y el aumento en el empleo fue de un 7,3% (915 afiliados más), un buen resultado que sin embargo fue menor que el de 2014 (10,7%). En lo que se refiere a la industria del cuero y calzado, ésta es la que sigue acaparando el 66% de la mano de obra industrial y tiene asociadas a su producción gran parte del resto de industrias como la fabricación de productos de caucho y plástico, la fabricación de productos metálicos y la fabricación de maquinaria, entre otros.

No obstante, es destacable el aumento de la afiliación registrada en las denominadas otras industrias manufactureras (un 13,6%), en la industria textil (24,4%) y en la industria de la alimentación (9,2%). Por regímenes, en 2015, la media de afiliados al régimen general aumentó casi un 7%, prácticamente un punto menos que en 2014, que fue el año en el que se dio la escalada mayor; en total 56.665 personas afiliadas bajo esta modalidad, de ellas 3.649 nuevas altas.

Estos datos confirman que las perspectivas positivas avanzadas para los próximos años en la industria, que registró en 2009 uno de sus peores años, no han sido un error. La deslocalización de empresas, entre otros motivos, provocó que en ese año se registrara el mínimo de empleo de su historia con 5.308 afiliados. Hoy, la situación ha cambiado. Entre los motivos de esta mejora en el sector industrial ilicitano, y más en concreto en el sector del calzado, destaca la buena marcha del mercado internacional, ya que las exportaciones de calzado en 2015 alcanzaron los 2.934 millones de euros (152 millones de pares), lo que representa un crecimiento del 11,1% en valor, pero una ligera caída del 1,3% en pares respecto a 2014, según un informe de la Federación de Industrias del Calzado Español (FICE).

Este crecimiento del 11,1 % en valor es «2,5 veces superior al de las exportaciones españolas de bienes, que registraron un incremento del 4,3% interanual en 2015 hasta sumar los 250.241,3 millones de euros», señala Fice. En este sentido, la Federación de Industrias del Calzado Español sostiene que «España no sólo no ha perdido competitividad frente a sus competidores más importantes, sino que, incluso, ha ganado cuota de mercado internacional», destacando que «las empresas continúan realizando un fuerte esfuerzo en contención de costes, mejoras en la productividad y ajustando márgenes para seguir ofreciendo en los mercados internacionales un producto altamente competitivo y de máxima calidad y diseño».
Tempe prevé construir en Elche el mayor centro logístico de calzado del mundo

Tempe, filial comercializadora del calzado y los complementos del grupo Inditex, proyecta levantar en Elche el mayor centro logístico de calzado del mundo. Para ello, estudia ampliar las instalaciones que actualmente posee en el Elche Parque Empresarial y que ocupan 150.000 metros cuadrados distribuidos en tres edificios. Tras los excelentes resultados obtenidos por Tempe en 2015 (ejercicio en el que superó por primera vez los 1.100 millones de euros en ventas) y el crecimiento de una plantilla que se calcula en torno a los 1.700 trabajadores, la compañía planea ahora duplicar el espacio que ya dispone en el municipio.